Hemisferio Surf

Charlamos con Roberto Flores (de Hemisferio Surf Radio)


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Daniel Esparza

Si haces surf y todavía no conoces a Roberto Flores es que llevas demasiado tiempo en otro hemisferio. Roberto Flores es la voz que nos acompaña desde hace años en Hemisferio Surf, programa exclusivo sobre el arte de montar las olas, actualidad, historia y entrevistas a los más variados personajes del surf, bodyboard y paddle surf en España y más allá.  Su dedicación al programa, la organización, documentación previa y su estilo propio de comunicar y tratar a los entrevistados lo convierte en un profesional de prestigio del que el mundo de la radio y del surf están muy orgullosos y agradecidos por tenerlo cada jueves en antena. Cuenta con más de 300 programas y eso lo convierte en más que espartano. Todos conocemos su voz, pero él no es solo un registro, ¿qué sabemos de Roberto Flores? ¿Cómo fueron sus comienzos en las olas? ¿Qué extraña fuerza le llevó a la radio? ¿Qué papel desempeña en la organización del surf nacional? Para conocerlo un poco más, Olo Surf History ha charlado con él.

Hola Roberto, has entrevistado a muchísima gente, entre ellos a mí. Ahora es tiempo de que conozcamos al Roberto que hay detrás de los micrófonos. Para ello qué mejor que principiar por el principio. Va la primera pregunta. ¿Recuerdas la primera vez que viste el surf? Es difícil de decir, de enano recuerdo el uso de los planking, los de “Godofredo” en el Sardinero en Santander. Con ellos se cogían las olas tumbado y se usaban también como lo que hoy se conoce como Skimboards. Yo iba mucho a la playa, allí mi padre jugaba al fútbol y a las palas, y yo seguía sus pasos. Me encantaba la playa y jugar con las olas.

601760_372293346210449_2085173824_n

Mr. Flores en un campeonato en Bakio, 1988. Foto: Zalo Campa.

¿Cuándo y dónde comenzaste a hacer surf? Mi primer contacto con el surf fue a principios de los 80 yendo a Somo en la lancha desde Santander, allí me encontré a un compañero de clase que llevaba una tabla (El Gusanona), le acompañé, se la pedí, y a la vuelta se la compré (5.000 pesetas, una fortuna para mí). Esa fue mi primera tabla. Luego vinieron otras tablas, y muchos amigos. No me puedo quejar.

Llegaste, viste, venciste. Eso sí que es ir rápido con el surf. ¿Quiénes te ayudaron en los comienzos? Fue un enganche absoluto. ¿Ayudas? Ninguna, era yo solo ante la incomprensión de casi todos. Mi padre me decía si había olas en el Sardinero, él era de los fijos que jugaba a las palas a diario todo el año. Yo era el loco que salía de casa amaneciendo con la tabla debajo del brazo en invierno hacia el Sardinero y luego en baja a Bikinis. Mi madre lo llevaba fatal.

Tu madre llevaba fatal lo del surf. Esto le ha pasado a muchos surfistas y bodyboarders, problemas en casa. ¿Cómo fue tu caso? Recuerdo que cuando regresé a casa, la tabla casi no entraba por la escalera, era un sigle bastante grande. Mi madre alucinó en colores. Con el tiempo alucinó más cuando monté en casa un “taller” de reparación de tablas. No duró mucho, era el olor y el polvo de resina, o yo (risas). Pero fueron unos meses muy productivos. Llegué a tener entre mi habitación y el pasillo unas 15 tablas esperando a ser reparadas. Hice buena caja, no se me daba mal.

¿Quiénes eran los ídolos locales en tus comienzos? Con el tiempo veías a la gente que surfeaba, y te fijabas cómo hacían las maniobras y eso. Para mí, si tuviera que elegir, me quedaría con Carlos Calzada, de él me fijé en cómo hacer bien la cuchara, un paso fundamental para todo surfer. También surfeé con Zalo Campa y Meco en Xpeedin´Surf Club y les escuchaba con mucha atención sus historias. Zalo me enseñó a hacer arreglos, etc. Me encantaba ver surfear también al desaparecido Chusmari, puro estilazo.

1932506_491621127611003_1069270263_o

Entrevistando al pionero Meco en el estudio.

Y la competición… ¿competiste en tus tiempos mozos? ¿Formaste parte de algún club? Formé parte del Xpeedin´Surf Club fundado por Zalo Campa y Laura Revuelta. Era fantástico, organizábamos campeonatos de varios días en lo que queda del “hoyo” en la curva de Somo, íbamos a otros, principalmente Bakio y Mundaka, hacíamos fiesta social. Se compraban revistas (Surfer Magazine, Surfing Magazine) y videos VHS que se podían llevar a casa, Zalo te hacía una copia, los originales nunca salían de la tienda. Las revistas se encuadernaban en tomos, tengo algunos todavía en casa a buen recaudo.

Expedición cántabra - Campeonato en Bakio - 1988 | Zalo Campa, Feliciano Serrano %22Feli%22, Raúl Cuesta, Jesurf, Javier González-Pinto %22Hansi%22, Roberto Flores y Dani García

Expedición cántabra. Campeonato en Bakio, 1988. De izquierda a derecha. Zalo Campa, Feliciano Serrano “Feli”, Raúl Cuesta, Jesurf, Javier González-Pinto “Hansi”, Roberto Flores y Dani García.

¿Qué tiendas de surf frecuentabas en los 80? Estaba claro, Xpeedin´ Surf Shop en Somo, no salíamos de allí. Y Surf 33 en Santander, con el gran Carlos Beraza, que más puedo decir.

¿Cómo te fuiste metiendo en el mundo organizativo del surf? A la par que trabajaba en el taller original de Full & Cas, haciendo arreglos, poniendo quillas y finalmente laminando, fui secretario de la Federación Cántabra de Surf durante unos cuantos años, no había local, mi habitación era la oficina, ahí tenía una línea de teléfono y el fax, también fui juez y unos años también jefe de jueces, una época muy intensa, pero que muy intensa. Ahora con la Federación Española de Surf tengo muy buena relación, formo parte de un gran equipo de comunicación. Quisiera aprovechar y agradecer el apoyo recibido por su presidente Carlos García, sin duda alguien que ha confiado en mí y en el proyecto de radio surf, como es Hemisferio Surf Radio.

10491352_543575295748919_9053384391718782491_o

En directo desde Surf 33, la legendaria tienda de Carlos Beraza.

Hablando de Hemisferio Surf. Hay que felicitarte por el gran programa que llevas adelante cada jueves, con tanta pasión y arte. Se nota que detrás de cada programa hay un trabajo enorme de planificación minuciosa. ¿Qué te llevó a crear Hemisferio Surf? La radio siempre ha sido un medio que me ha fascinado. De pequeño me regalaron un transistor que cada noche ponía debajo de la almohada y escuchaba lo que hubiera. Recuerdo a José María García hablando de deporte y la famosa “noche de los transistores”, durante el intento de golpe de estado de Tejero en 1981, yo flipando con lo que escuchaba. Cuando me surgió la posibilidad de hacer un programa sobre surf no lo dudé un instante. Todo empezó en una radio local, (Radio Piélagos) su director, Fran Díaz me lo propuso. Yo ya en aquella época ya estaba al frente de la web www.surfcantabria.com y me iba el tema de informar y comunicar. Tras el cierre de la emisora la alternativa era dejarlo morir o seguir online, e internet fue la mejor salida… y ahí seguimos.

1385852_385580711571809_725908510_n

Roberto en acción. Trabajo y diversión, la única fórmula para hacerlo bien.

Y sigues y seguís muy bien. ¿Cómo llevas la práctica del surf? ¿Te metes con frecuencia? En 1996 tras una intervención quirúrgica bastante delicada en las cervicales quedé físicamente bastante mal. Fueron unos meses muy duros, sesiones de rehabilitación diaria, medicaciones agresivas. Eso de que no volvería a andar con normalidad no estaba en mis planes, pero lo superé (en el hospital me apodaron el “chico milagro”). Desde aquí quiero dar las gracias a todos lo que me apoyaron de verdad: Julio Zaballa, Chus Fiochi y Borja Echeverría. No lo olvidaré jamás. Todavía en mi retina la primera ola en el Sardinero tras aquello, junto a Julius. Me emociona recordarlo. Tras superarlo (con alguna secuelilla) intento meterme en el agua lo que puedo, el trabajo, la familia… pues no te permiten entrar todo lo que quisieras, la marea no perdona en el Cantábrico. “Time & Tide is everything”. También es un estado mental, si lo dejas luego cuesta ponerte el chip de volver al agua. No deja de ser una rutina, pero el mar nunca lo dejo de ver cada día (la suerte de vivir cerca de él), además estoy en el ajo, si cuadra un bañito, pues cae.

El “chico milagro”. No solo volviste a caminar, sino que ayudas a otros a hacerlo (en la tierra o en el agua) a través de tu programa de radio. Roberto, para terminar una pregunta filosófica de esas que es mejor no preguntar en un botellón. ¿Hasta qué punto crees que el surf ya no es lo que era y nunca podrá volver a serlo? No soy de los que añora el pasado, vivir el presente es mucho más emocionante. Ahora mis hijos pequeños son los que me dan la alegría de verles en el agua surfeando y pasándoselo en grande, que te pidan ir a surfear no tiene precio.

1. Portada copia Portada y contraportada Surf Espana solo

Toda la historia del surf en dos libros pioneros.